En 1770, Chalatenango comprendía como anejos a los pueblos de Arcatao, Concepción Quezaltepeque y Techonchogo (hoy San Miguel de las Mercedes), más 56 haciendas con prósperos valles o aldeas. La población de Chalatenango en 1770 era de 325 indios repartidos en 73 familias y de 250 españoles y ladinos distribuidos en 39 familias. Totales: 575 personas y 112 familias. Los habitantes hablaban con exclusividad el idioma castellano y en Chalatenango había una escuela donde un maestro español enseñaba a doce niños.

En 1786 el departamento fue parte de la alcaldía mayor de San Salvador. Como el departamento en aquel entonces no tenía tantos habitantes, en 1791 el barón de Carardolet, capitán general del Reino de Guatemala, ordenó la repoblación del lugar con familias que trajo de la provincia de Galicia, España. Para 1807 contaba con cuatro pueblos de indios, 20 aldeas de ladinos, 34 haciendas y 40 ranchos, en donde habitaban 12,151 personas; 500 eran españoles, 1,822 indígenas y 10,829 ladinos o mestizos (unión de español con indio).

En noviembre de 1801 el corregidor intendente de San Salvador inauguró la “Feria de los Santos”, que gozó de mucha nombradía en toda la América Central y fue la más importante del país en el siglo pasado por las grandes contrataciones de añil y de ganado que se hacían en tal ocasión. Chalatenango en 1847 obtuvo el título de villa.

Fue fundado como departamento el 14 de febrero de 1855 en una ley sancionada por el Presidente Coronel José María San Martín. Su cabecera es la ciudad de Chalatenango y constó de los distritos o partidos de Chalatenango y Tejutla, creados en 1786, y de Dulce Nombre de María, erigido por Ley de 15 de Julio de 1919. Los añileros instalaban las ventas en los portales situados en el barrio El Centro, éstos aún se conservan.

En octubre de 1816 los partidos de Chalatenango y Tejutla, con unos 12,500 habitantes, produjeron 1,500 zurrones (recipientes de cuero) de añil. Casi todos estos cosecheros eran pequeños propietarios y el montepío cobraba 4 pesos por zurrón.

Chalatenango perteneció al departamento de San Salvador del 12 de junio de 1824 al 22 de mayo de 1835. También perteneció al departamento de Cuzcatlán desde el 22 de mayo de 1835 hasta el 14 de febrero de 1855. En 1890 la ciudad de Chalatenango tenía 5,980 habitantes alojados en los barrios llamados Concepción, Las Flores, La Habana y El Chile. El 24 de enero de 1871, el departamento de Chalatenango alcanzó el título de ciudad, durante la administración del Dr. Francisco Dueñas.

La jurisdicción municipal de Chalatenango se agrandó por Ley de 23 de abril de 1906, pues en tal fecha se le anexaron los valles de La Ceiba y La Laguna, que pertenecían al pueblo de Las Vueltas. Los municipios de Comalapa y La Laguna se segregaron del distrito de. Chalatenango y se incorporaron en el de Dulce Nombre de María, por Ley de 15 de julio de 1919. Por Decreto Legislativo de 10de junio de 1926 perdió el municipio de Chalatenango a favor del municipio de El Paraíso, los cantones de Valle Nuevo y Angostura. Por Ley de 29 de junio de 1932 se incorporó en el distrito de Chalatenango el pueblo de La Laguna. Por Ley de 8 de abril de 1943 se segregaron del municipio de Chalatenango, y se anexaron en el de Las Vueltas, los cantones La CeibaChalatenango el campo de aviación “Alfonso Quiñónez Molina” y hubo un accidente aéreo que protagonizaron los aviadores Juan Ramón Munés y Herman Barón.

En 1969 se dio en su territorio la llamada “Guerra de las 100 horas” con Honduras, y en 1986, en la ciudad de La Palma se realizó el primer diálogo entre el gobierno y la guerrilla.